BENBENUTO

BENBENUTO

Que tu estancia aquí sea placentera, y que mis letras logren llevarte a la reflexión, al análisis pero sobre todo, que te sirvan de aliento, de consuelo y apoyo. No estás solo, escritor novel. Yo camino a tu lado, hoy y siempre.

¡Préstame tus ojos!

Por favor, si detectas algún inconveniente visual (como que las entradas no se puedan leer) notifícamelo por cualquiera de los medios de contacto (mail, twitter o Facebook) para arreglarlo de inmediato. Este es un blog dirigido por una administradora invidente, y necesito de tus ojos para asegurarme de que todo luce espléndido ;-)

martes, 5 de junio de 2012

Entrevista a Daphne Ars y Barb Capisce





Bien, para las autoras o lectoras de novela rosa, tengo el gusto y el placer de traerles una entrevista, hecha a dos autoras noveles que recién han lanzado a la venta un proyecto conjunto titulado: «Ángel prohibido». Dos mujeres venezolanas que, estoy segura, las animarán a seguir nadando en este enorme océano de leer y escribir; pero sobre todo, de publicar aquello que sus personajes se mueren por contar. Con ustedes, las señoritas Barb Capisce y Daphne Ars.



Itzabella: cuéntame un poco sobre la relación que tienes con Daf. ¿Cómo se conocieron? ¿Cómo surge la gana de querer escribir en conjunto?

Barb Capisce: Como detalle particular, soy venezolana, pero vivo en Argentina desde los 12 años.  (Tengo 40) Bien, Daf y yo coincidimos en un Foro Literario, y fue una coincidencia más que nos acercó. Además del amor a los libros, a determinados autores como JK Rowling o JR Ward; a determinados temas, los mundos fantásticos y románticos, y todo aquello que solo un libro te puede regalar. Después de ahí, tenemos muchas diferencias, como con cualquier amistad.

¿Cómo nace la posibilidad de escribir juntas? Soy fan de Daphne. Desde el minuto uno. Desde que leí su primer fanfic, desde que leí la intensidad de su prosa. No recuerdo el nombre del texto, pero sí me acuerdo de una escena en particular, en la que el muchacho desviste a la chica frente a un espejo. Una de esas escenas inolvidables que se te graban en el corazón, y te derriten más de una parte del cuerpo



Itzabella: tengo entendido que tiempo atrás, Daf y tú escribieron un fanfic juntas. ¿Cómo se da esa idea?

Barb Capisce: ella había empezado escribiendo un fic de universo alternativo, y esa historia disparó una historia alternativa en mi cabeza. Mi imaginación trabaja así: una imagen, una foto, una canción, una línea, una frase, pueden disparar un mundo completo en mi mente. En ese caso, fue el FIC de Daphne.



Itzabella: y me imagino que esto les es muy útil, ya que bueno, es como si una provocara a la otra, como si una disparara la imaginación de su compañera.

Barb Capisce: es muy útil pero a la vez es complicado. Porque obviamente, cada una tiene su propia idea en la cabeza, y hay que unificar criterios y líneas. Tienes que respetar como piensa y actúa el otro personaje, el que no te pertenece, y que tu personaje actúe en consecuencia. No puedes «torcerlo», tal y como podrías hacerlo cuando los personajes son tuyos. Pero si, fue una gran experiencia, especialmente para conocernos, y conocer cómo escribe cada una.



Itzabella: este trabajo en equipo, esto de respetar el personaje del otro, ¿qué les ha enseñado de manera muy personal?

Barb Capisce: en mi caso particular, aprendí a ser flexible, a escuchar a la "madre" de ese protagonista y respetarla. Cuando uno escribe fanfic no tiene esa posibilidad; tomas un personaje y haces lo que quieres. Puedes respetar el universo que el autor creó o destrozarlo y crear uno nuevo. Pero no tienes la posibilidad de preguntarle: ¿por que? ¿Como? ¿Cuando? Y mucho menos: ¿qué pasará?

Pasamos por muchos estadios, por muchas peleas, discusiones, puntos de vista, justificaciones, explicaciones, recriminaciones. Es muy difícil, a veces, aceptar las decisiones o actitudes, o el destino de personajes que no son tuyos. Es como pelear con J.K Rowling acerca de por qué mató a Sirius Black. Yo escribí un FIC completo rescatando a Sirius Black; pero bueno, podría haber estado días  enteros de rodillas pidiéndole a J.K Rowling que no lo matara, y eso que no era mi personaje favorito ni por asomo. Era por el significado de Sirius para Harry. No era por mí, era por el niño. Así nace un fic, quieres reescribir una historia, o una parte de ella.

Daphne Ars: mmmm... Siento que lo mismo, es difícil llegar a un «estado armónico» porque no solo eres tu Juez y verdugo de tus personajes e historias sino que, ¡Oh espera! existe otro ente que tiene igual poder de decisión que tú. Y hacer que tus ideas y las de otro se unan para lograr algo «armónico» es un camino con rosas y espinas, pero siempre huele bien (?)

Barb Capisce: las ideas y los tiempos de los otros, las dos tenemos formas y tiempos muy diferentes para escribir. Por ejemplo, yo escribo más rápido y vertiginoso, y Daphne necesita su tiempo para procesar la información.



Itzabella: con «ángel prohibido», ¿se sentaron a discutir la idea? me refiero a que, ¿a quién se le ocurrió iniciar con esta saga? ¿O simplemente cada una trabajaba en algo y al final decidieron unirse?

Daphne Ars: nos sentamos a discutir, eso sin duda  jajajaja. Nah, yo creo que no hubo un día desde que decidimos mezclar nuestros caminos en el que no hayamos discutido sobre Ángel Prohibido, es decir, la comunicación es primordial. No puede haber secretos o sorpresas, eso lo aprendí de primera mano, si trabajas en conjunto todo lo debe saber tu compañero, es esencial.

Barb Capisce: fueron dos proyectos paralelos. Cada una estaba trabajando en un proyecto por separado; Daphne con Marta y yo con Kristine. Nos enviamos el primer capítulo, y entonces le dije a Daphne (que le había inventado a su Marta dos amigas compañeras de trabajo, Hellen y Ashe) si Kristine podía ser su amiga también.

Mi historia inicial no estaba situada en Londres ni mucho menos, de hecho yo pedí que se cambiara a París y la respuesta fue un rotundo: NO. (Daphne AMA LONDRES y todo lo relativo, yo no) Así que aprendí a ser flexible, me puse a investigar sobre el área y adaptar la historia a esa realidad. Después cada historia fue fluyendo con sus tiempos, y ya casi terminada se fue enlazando. De hecho, mi primera intención fue que la historia (como aquel viejo fanfic) fuera simultánea, pero resultó un desastre



Itzabella: ahora bien, el primer tomo: «Miénteme». ¿Es netamente tuyo, no Barb?

Barb Capisce: Si



 Itzabella: ¿podrías contarnos un poco acerca de la trama?

Barb Capisce: es la historia de Kristine, una mujer casada y madre de tres hijos que en la mañana de su cumpleaños se despierta luego de haber soñado con un actor casi adolescente del que está «perdidamente enamorada». Ese actor está llevando adelante la adaptación cinematográfica de su libro favorito. El chico también es inglés y está haciendo sus primeras armas en Hollywood. Contra todo pronóstico, y todas las leyes naturales, se cruzan en internet y comienzan a «relacionarse». El libro transcurre en tres meses, durante los cuales se enamoran y concretan su amor, y plantea todos los problemas de una mujer infiel y con un chico mas joven que ella y que, además, es una estrella cinematográfica. Trevor Castleman no es solamente prohibido por la diferencia de edad que tienen (15 años), sino por la diferencia de los mundos en los que viven



Itzabella: vaya, hablamos de una novela bastante polémica

Barb Capisce: si, sin dudas. Porque justamente, surge del hecho que en otro foro al que yo pertenecía, donde las participantes tenían la misma edad que yo (de 30 años para arriba) Hablábamos de esto: el "objeto de deseo" puede ser cualquiera. Brad Pitt, Leonardo DiCaprio, Justin Bieber



Itzabella: entonces, debido a la misma trama polémica, ¿catalogarías la saga como literatura juvenil? ¿O sería más bien literatura para adultos?

Barb Capisce: ADULTOS, sin duda. Está más cerca de la literatura erótica que de la romántica.



Itzabella: yo siempre he dicho que todo texto tiene un objetivo. Por ejemplo, el fin de un relato de terror es asustar, el de uno romántico es derretir hasta la médula... ¿y el de uno erótico?

Daphne Ars: derretir otras cosas (?) XD

 Itzabella  dice: jajajaja.

Barb Capisce: yo creo que el fin de una historia, o de un escritor contando una historia, es ese: contar una historia. Después, contando esa historia, puede asustar, enamorar, inspirar. Pero no se si el fin en sí es asustar, enamorar o inspirar. Y ojo con esto, hablo desde mi perspectiva. No soy una persona preparada desde lo literario; soy autodidacta e intuitiva, soy una lectora apasionada y ecléctica, y todo eso se refleja en lo que escribo. Pero la única intención de la Saga en general, y de «Miénteme» en particular, es contar una historia. Una historia la cual, TODAS las mujeres que conozco, en igualdad de condiciones que Kristine (casadas, con hijos, "enamoradas" de un actor/cantante/músico) no habrían vivido. Ante la misma pregunta de: ¿dejarías todo por ... *llene el espacio con el nombre de su actor favorito*?

Una mujer como yo, o mi hermana, o mis amigas, con una vida, casadas, con hijos, mejor o peor… la respuesta es NO. En una chica de 20, la respuesta es: ¿dónde hay que firmar?

La historia de «Miénteme», de Kristine y Trevor, surge así: ¿y qué pasaría si una mujer que lo tiene todo  (aparentemente), la foto perfecta de la familia, la casa, el marido, los niños, el trabajo ideal y las amigas, es capaz de arriesgar ese todo por un actor que no conoce? Una imagen que idealiza, un chico que podría ser su hijo (si hubiera sido madre a los 15) Yo no lo haría y las mujeres que conozco tampoco, sin importar si somos bellas, hermosas o estilizadas. Kristine lo hizo



Itzabella: ¿qué impacto esperan tener con estas tramas tan controversiales?

Barb Capisce: que la gente las lea y nos cuente lo que siente. Una historia no existe, no sirve, si no es leída. Y no sólo eso, sino el saber también qué es lo que sienten los lectores, es algo muy importante para las dos. No importa lo que sientan, no importa si aman u odian a Kristine, si la subirían en un pedestal o la lapidarían, o si simplemente se sentarían con ella en una mesa a charlar de sus por que...



Itzabella: esto del erotismo, ¿cómo es que logran trabajarlo? Me refiero a que yo soy un desastre, en serio. Soy muy mala escribiendo romance o erotismo. ¿Cómo se da este proceso en ustedes para plasmarlo? ¿Cómo encuentran las palabras, la forma para hacerlo?

Barb Capisce: yo saco mucho de mi misma, tanto de la fantasía como de la realidad. Las palabras y la forma tienen que ver con lo que uno lee, o por lo menos en mi caso así es. Y mi límite siempre es el buen gusto. Aunque, como te dije, siempre me gusta empujar los límites. Hay que ver si mi concepción de "buen gusto" coincide con otros; me voy más a las sensaciones que a los hechos en sí.

Daphne Ars: personalmente lo mío fue evolutivo, si nos ponemos a leer el primer intento de relato con tinte erótico que escribí, es tan triste que da lástima, y coincido en que tiene que ver con lo que lees, en mi caso cuando leo una novela con alto contenido erótico si tengo que cerrar el libro para abanicarme es porque estuvo muy buena. Creo que hay clase para describir lo erótico del caso. Ahora, si cierro el libro para ir a vomitar, la cosa se ha pasado de castaño. Hay una línea muy, MUY  delgada entre el erotismo y la pornografía



Itzabella: a eso voy. Existe en la actualidad mucha gente que dice escribir erotismo, pero su vocabulario para plasmarlo cae en lo vulgar. ¿Qué opinan al respecto?

Daphne Ars: creo que es muy simple caer en lo vulgar, y en mi caso el desafío de escribir erótica es precisamente no caer en lo vulgar, es un reto. Es muy fácil describir una escena de sexo con palabras fuertes y grotescas; lo difícil es, describir ese acto con palabras que te estremezcan y te provoquen, mal que bien tirar a tu pareja en la cama y hacer exactamente lo que hicieron los personajes de un libro. No es lo que se cuenta, sino COMO se cuenta.

Barb Capisce: y definitivamente, ¡un rotundo NO al fade in black!

Daphne Ars: exacto. Alguna vez leí que la novela romántica te lleva hasta la habitación, y cuando la cosa se pone "interesante" te cierran la puerta en la cara, perdón por la expresión, pero es la más acertada: No-me-jodas!

Barb Capisce: ¡ojo! Quizás estamos aquí porque alguien nos cerró la puerta en la cara, y nosotras plasmamos en una hoja lo que pasó puertas adentro. No sé si mejor o peor, pero por lo menos lo hicimos.



Itzabella: ya para terminar, ¿qué nos podrían decir acerca de su experiencia con la búsqueda editorial? ¿Qué consejos darían a los escritores noveles que buscan ser leídos, que buscan contar la historia de esos personajes que hay dentro de sus cabezas?

Barb Capisce: ¡auto publicación!

Daphne Ars: tres palabras: auto publicación ya.

Barb Capisce: desde mi muy humilde lugar, creo que hoy las editoriales están viviendo una crisis existencial. Y de las herramientas que puedan encontrar para navegarla, dependerá su supervivencia. Si ellos solamente buscan autores conocidos que les dejen dinero, sin trabajar o dejando el trabajo de promoción y venta en manos de los propios autores, están cavando su propia tumba. Si los autores se dan cuenta de que tienen todas las herramientas en sus manos para lograr lo mismo que con una editorial, la condena ha sido dictada

Daphne Ars: yo creo que nadie, NADIE va a querer el éxito de tus escritos más que tú mismo, y cuando hablo de éxito me refiero a que sea leído cuando menos por una sola persona, y con esta premisa es que tú agarras y te investigas los métodos de auto publicación que están ahí esperando porque te amarres los pantalones y asumas la tarea de darte a conocer. Por otro lado, la edición digital también es una buena opción, hay menos en juego, en lo que inversión por parte de ellos se refiere (económica) y las editoriales digitales tienen más flexibilidad para nuevos autores. Como en nuestro caso que Editora Digital nos abrió las puertas para ángel Prohibido.

Barb Capisce: Así es, también la auto publicación e incluso la impresión a demanda son alternativas viables para los nuevos autores, creo que no es una baja de calidad ni que "escriba cualquiera" como he leído de puño de muchos autores. El mercado es enorme y hay lugar para TODOS, que sean los lectores quienes decidan quién merece tener un espacio :)



Ahí lo tienen, damas y caballeros. No me queda más que desearles todo el éxito del mundo a estas magníficas escritoras que, aunque no he leído su novela (son buenas, saben que de hacerlo me daría un coma diabético), estoy segura que inspirarán a mucha gente más; que harán llorar a otros y que, a como está esa trama, seguro que más de alguien querrá colgar a sus protagonistas… o a ellas jajaja. Pero qué se le hace, es parte de ser escritor: unos nos odian, otros nos aman.  ;-)

¡Mucha suerte a las dos!

Y a los que leen, ¡nos vemos en la próxima entrega!

2 comentarios:

  1. Itza, nuevamente: GRACIAS.
    Fue todo un honor que nuestra primera entrevista esté publicada en Detrás de la tecla y todo un privilegio que hayas sido quién nos entrevistó.

    Sin duda nos divertimos muchísimo y te estamos completa y absolutamente agradecidas =)

    ¡Gracias mil!
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me encantó la entrevista :D
    Muchas gracias por ella Itza. Yo tengo pendiente de leer el libro, la verdad leer en pc es todo un reto para mí. Ahora que conseguí mi tablet me pondré a leer los libros de Daphne y Barb que pintan bastante bien.

    Me encantó eso de "hay una linea muy delgada entre lo erótico y la pornografía" estoy completamente de acuerdo con eso. Uno de mis retos del año pasado fue leer libros "eróticos" para darme una idea del género pero me decepcionaron mucho, para mi no hay mucha diferencia entre esos libros y el porno. No hay nada de erótico, ni de argumento es sólo sexo por qué sí y ya.

    Gracias de nuevo!!

    Saludos

    ResponderEliminar

¡ESCRIBE TU COMENTARIO!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...