BENBENUTO

BENBENUTO

Que tu estancia aquí sea placentera, y que mis letras logren llevarte a la reflexión, al análisis pero sobre todo, que te sirvan de aliento, de consuelo y apoyo. No estás solo, escritor novel. Yo camino a tu lado, hoy y siempre.

¡Préstame tus ojos!

Por favor, si detectas algún inconveniente visual (como que las entradas no se puedan leer) notifícamelo por cualquiera de los medios de contacto (mail, twitter o Facebook) para arreglarlo de inmediato. Este es un blog dirigido por una administradora invidente, y necesito de tus ojos para asegurarme de que todo luce espléndido ;-)

sábado, 15 de diciembre de 2012

Reseña «El Príncipe y el Mendigo», de Mark Twain

 


Datos:

 

Autor: Mark Twain

Adaptación: Elsa Pizzi

Género: novela

Páginas: 160

ISBN: 978-987-2450-01-4

Tamaño: 13.50 x 18.50

Encuadernación: cosida

 

Sinopsis:

 

El Príncipe y el mendigo es una novela de aventuras que cuenta las experiencias de dos chicos físicamente iguales pero con vidas totalmente distintas: Eduardo VI, príncipe de Gales y Tom Canty, un mendigo del barrio El basural, de Londres. En esta obra, Mark Twain emplea los tópicos del doble y del reconocimiento, construye dos personajes infantiles llenos de humanidad, y cuenta con dinamismo y humor una aventura que dura tres meses y que les permite crecer a los personajes y les enseña a ser más justos y comprensivos, a partir del conocimiento de mundos totalmente alejados del propio.

 

Mi opinión:

 

Me ha pasado algo curioso con esta novela. Resulta que hace ya algunos años que por cuestiones de estudio tuve que salir fuera de mi estado y, como iba a tener bastante tiempo a solas, pues decidí comprarme varios audiolibros. El caso es que estos días en el que estuve buscando material para leer, recordé que había comprado este librito y decidí ponerme con él, a ver que tal.

La trama principal no era desconocida para mí, ha salido ya una que otra película con este rollo de un niño rico que cambia de lugar con un chico pobre. Debo admitir que por este hecho de ya saber más o menos de qué iba la cosa, esta novela no me hacía particular emoción, pero lo cierto es que me gusta darles una oportunidad a los textos, tanto de sorprenderme como de enseñarme una que otra cosilla.

El estilo del autor es elegante, casi aristocrático, aunque a veces el narrador se le va de las manos y se tarda siglos en introducir diálogos. También creo que de habérselo propuesto, habría narrado de manera estupenda muchas escenas de acción, y es que para plasmar pensamientos y sentimientos, hay que reconocerle, el autor tiene mucho talento. Eso sí, llega a caer en lo redundante, sobre todo con ciertas palabras como «pequeño», que de repente sentía yo que las alucinaba en cada párrafo.

No es un libro que recomendaría a todo el mundo. La novela tiene mucho de histórico, aunque tampoco es que sea Dan Brown con largas parrafadas de explicación aquí o allá, pero definitivamente no es nada parecido a lo que se ve hoy en literatura juvenil. Eso sí, los personajes están muy bien construidos. Cualquiera diría que marcar las diferencias entre un príncipe y un mendigo es cosa fácil, pero cuando uno le entra a escribir sobre aristocracias, te das cuenta que no son enchiladas.

A veces lograba meterme en la historia, otras veces me daban ganas de brincarme las partes, mas al final logré terminar el libro, quizás no alucinada como me han dejado otras tantas novelas, pero sí con una ligera sonrisa. Personalidades trabajadas, descripciones de entornos reales que te harán sentirte como si estuvieses dentro de un castillo, charlas pomposas que te recordarán a varias películas medievales y, sobre todo, la reflexión de que el mundo no es sólo lo que tú vives, lo que te rodea, que allá afuera hay quienes pasan penurias peores que las tuyas y que, definitivamente, lo que a cada uno nos toca cargar está hecho a nuestra medida y ha sido puesto sobre nuestros hombros por una razón.

 

Lo que aprendí:

 

Como escritora este libro me ha dejado muchas cosas enriquecedoras. En primera, que hay que tener cuidado con las descripciones de ideas o sentimientos, no tanto para quitarlas, más bien, aprender a darlas de forma breve y concisa ya que, aunque tengas metido al lector dentro de la novela, éste no vive única y exclusivamente para leerte. En segundo lugar, me ha dado una idea general de la ideología y conducta de la realeza.

Y ustedes dirán: ¿y eso qué? Bueno, que me va a servir para la reestructuración y re-escritura de una novela de la cual ya les hablaré más adelante y que espero ir publicando en la red en el transcurso de este 2013. Esperemos que la cosa salga bien y que haya aprendido bien a colocarme la servilleta ;-)

 

¿Se han leído la novela? ¿Les dan ganas de hacerlo? ¡Tecleen!

4 comentarios:

  1. Las ediciones de estas obras para niños son muy entretenidas ^^ Tengo una de ellas, pero no recuerdo cuál. Estoy ansiosa por saber tu próxima obra Itza :D

    P.D.: Estoy contactando a todos los autores que han hecho de mi blog un medio de difusión de sus obras :D Para preguntarles si les gustaría estar dentro de "Autores Colaboradores", un pequeño espacio para tomarlos en cuenta. Y me gustaría saber si aceptas, Itza :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. aclara el porque es un asco ignorante

      Eliminar
    2. su reseña es un asco! no sabe expresarse y si tengo que sostener que es un muy buen libro lo que da asco es lo que escribe ella no sabe expresarse fin :*

      Eliminar

¡ESCRIBE TU COMENTARIO!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...