BENBENUTO

BENBENUTO

Que tu estancia aquí sea placentera, y que mis letras logren llevarte a la reflexión, al análisis pero sobre todo, que te sirvan de aliento, de consuelo y apoyo. No estás solo, escritor novel. Yo camino a tu lado, hoy y siempre.

¡Préstame tus ojos!

Por favor, si detectas algún inconveniente visual (como que las entradas no se puedan leer) notifícamelo por cualquiera de los medios de contacto (mail, twitter o Facebook) para arreglarlo de inmediato. Este es un blog dirigido por una administradora invidente, y necesito de tus ojos para asegurarme de que todo luce espléndido ;-)

domingo, 10 de noviembre de 2013

Talento en la red VII: Daniel J. Oropeza

 
¡Linda medianoche, gente!

Y para finalizar con los cybertalentosos de este año, les chismosearé acerca de un autor al que he tenido el placer de leer en más de alguna ocasión y que, la verdad, cuando me pidió que lo criticara, no pude más que sorprenderme y, también, alegrarme. Sorprenderme porque pedir una crítica a alguien a quien apenas has tratado no es nada sencillo, y alegrarme, porque asumir que existe la posibilidad de que el texto no guste y, aun así arriesgarse, habla bien del autor, en especial, dice que busca crecer, por más duro que pudiera ser ese futuro comentario.

Pero dejémonos de divagaciones y pasemos a lo más interesante. «Quizá para siempre» es el título de esta novela corta que he tenido la oportunidad de leer. ¿Su autor? Daniel J. Oropeza.

La narración está en tercera persona. La novela está muy bien escrita, la verdad, ciertamente tiene algunos dedazos, sobre todo en las primeras páginas, pero nada que una pulidita no solucione. También he de recalcar la buena división de capítulos, algunos hablando de Michel (uno de los protagonistas, sí, UNO, masculino) y otros, hablando de Will (otro de los protagonistas, sí, también masculino. ¿Ya adivinan por dónde va la cosa, verdad?); asimismo, creo que el autor hace gala de una buena diferenciación entre el lenguaje de uno y de otro, puesto que Michel es venezolano, y Will, español. Y el escritor (que creo que también es venezolano xD) remarca la diferencia de acentos y de modismos.

La trama: «Quizá para siempre», como dice el propio libro, trata de la historia de Michel y de Will, tanto por separado como juntos. Es decir, te muestra el antes de conocerse, el durante y el después, hasta que llegan a la tercera edad. Y aunque uno piense que pudiera ser como que muy largo y tedioso, lo cierto es que no lo es, de hecho, al autor le aconsejé alargarlo, de la misma forma en la que le comenté que, precisamente, la etapa de senectud de esos dos es la que más me ha gustado.

El romance es sutil, suave, incluso tierno, y esto es un gran punto a favor, porque para empezar, yo no soy de leer mucho romance, y menos, romance homosexual. Repito (y lo seguiré repitiendo hasta que me muera xD), no tengo nada en contra de la homosexualidad, pero aquí pasa como con la erótica, que si no se sabe contar, en vez de disfrutarlo, el lector termina asqueándose. Pero aquí no es el caso, porque Daniel J. Oropeza sabe llevar muy bien el romance entre esta singular pareja.

Y digo singular no porque sean homosexuales, sino porque uno de ellos, es además asperger, y al llegar a la tercera edad, el otro adquiere Parkinson y Alzheimer.

Hablaré primero de estas dos últimas: cuando el autor nos lleva hasta este punto, en donde Michel (quien tiene asperger) y Will (quien adquiere Parkinson y Alzheimer) llegan a la tercera edad, es cuando la trama alcanza un punto en donde, a mi parecer, radica toda la belleza de la obra. Porque tener estos dos padecimientos (Alzheimer y Parkinson) no es nada sencillo, ni son como una simple gripita. Y el autor plasma de forma espectacular esta situación, te hace sentir la desesperación del enfermo, te hace sentir la impotencia y frustración de quien lo cuida, y te hace pensar mucho al respecto, mostrándote, a su vez, el amor que ambos se tienen, y que lucha, y que se tambalea, y que saca fortaleza de flaqueza, hasta que llega el final. No diré en qué termina, pero sí confesaré que me ha conmovido muchísimo, hasta casi formarme un nudo en la garganta.

Y ahora explico por qué el «casi»: porque aunque el escritor habla de ciertas características propias del asperger (como lo son el ser tan literal y ser poco expresivos), hay momentos en donde se contradice, frases, pensamientos que simplemente, los asperger no tienen. También considero que independientemente del hecho de que Michel sea plano emocionalmente hablando, no excusa que no pueda, a ti, agente externo (hablo de los personajes que lo rodean y de nosotros, los lectores) causarte otra reacción que no sea desconcierto. Sí, desconcierto es lo primero que sientes al tratar con alguien así, pero también provoca muchas otras emociones y pensamientos, lo digo porque por un lado he leído del tema (no, no en plan Hermione, lo que ocurre es que mi tesis va de autismo y por fuerza tuve que leer sobre asperger xD) y, por otro, porque conviví con un asperger durante tres años. Y ese asperger causó muchas sensaciones en mí, desde desconcierto, pasando por curiosidad, asombro y también, respeto.

Y Michel no me ha provocado nada, salvo hasta el final. Creo que este es el punto flaco del libro, lo poco real que parece Michel, lo poco que se ahonda en el antes y durante de su relación con Will, de la misma manera en la que creo que el autor debería profundizar más en el pasado de Will, en su personalidad antes de padecer Alzheimer, y en toda la evolución que tiene esa relación, ya que de darnos una breve presentación de ambos —unos cuatro o cinco capítulos—, pasa a decirnos que se conocen, que se hacen novios y sin más ni más, se brinca a la etapa de la vejez. Y es por resumir (lo dice la voz de la experiencia) eventos y emociones que a veces, no se logra conectar con los personajes. Porque aquí lo que impacta son las situaciones, los entornos, y aunque los personajes hacen el esfuerzo, no logran llegar.

Por último, quiero tratar un tema que, por un lado, tiene que ver con el autor y su obra, y por otro, con lo que platicaba la semana pasada con una amiga. Daniel J. Oropeza tiene en sus manos un diamante en bruto, y estoy segura que muchas de las obras que tiene colgadas para descarga gratuita son tan brillantes como esta, pero que precisamente, por estar colgadas ahí, corren un alto riesgo. ¿Por qué? Porque un buen día viene algún listillo, lee la novela, le agrega o quita cosas y, ¡magia! Ha surgido una nueva novela, la cual envía a las editoriales y, suertudamente, es publicada. Y eso, señoras y señores, no es plagio. ¿Qué se parecen? Pues sí, pero no son iguales, y como no son iguales, no es plagio. Así hagamos berrinche, saquemos el registro de derechos de autor y la licencia de creative commons, no es plagio.

Ya lo comenté antes, publicar en internet tiene sus ventajas y desventajas, pero hay algo que siempre me pregunto antes de animarme a colgar algo en internet: ¿qué tanto cariño le tienes a la obra? Porque si la vas a colgar más vale que no le tengas mucho cariño, así enfrentas mejor el hecho de que alguien más te robe la idea. ¿Qué quieres crecer como escritor y saber si vas por buen camino? Publica cosas menores, o bien, si deseas saber las fallas exclusivamente de un solo texto, consíguete un grupo de críticos, unas tres o cinco personas en las que confíes, pero que no tengan un vínculo emocional muy directo contigo, así te dicen verdades enteras y no disfrazadas.

En resumidas cuentas, «Quizá para siempre» es una novela que tiene futuro, que hay que pulir, profundizar, pero que yo creo que bien podría ser publicada por una editorial. Sobre lo de publicar en internet… bueno, lo dejo a reflexión del propio autor y del resto de escritores ;-)

Aquí les dejo el link en donde podrán encontrar la novela, junto con otros muchos trabajos de este autor:


Y ya saben, si quieren que me dé una vuelta por sus textos para comentarlos aquí en el blog, pueden escribirme a: tess_itza_ortaceli@hotmail.com, eso sí, avisar que atenderé peticiones hasta el año entrante, que también tengo mis propias novelas que escribir y una tesis que demanda mucho tiempo, además de las reseñas semanales.

Por lo demás, ¡tecleen que yo los leo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ESCRIBE TU COMENTARIO!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...