BENBENUTO

BENBENUTO

Que tu estancia aquí sea placentera, y que mis letras logren llevarte a la reflexión, al análisis pero sobre todo, que te sirvan de aliento, de consuelo y apoyo. No estás solo, escritor novel. Yo camino a tu lado, hoy y siempre.

¡Préstame tus ojos!

Por favor, si detectas algún inconveniente visual (como que las entradas no se puedan leer) notifícamelo por cualquiera de los medios de contacto (mail, twitter o Facebook) para arreglarlo de inmediato. Este es un blog dirigido por una administradora invidente, y necesito de tus ojos para asegurarme de que todo luce espléndido ;-)

sábado, 25 de enero de 2014

Regresando y reseñando

¡Hola a todos!
Espero que hayan tenido felices fiestas, y que este 2014 arrancase con toda la buena vibra, en cada uno de los ámbitos en los que se mueven.
Por mi parte, decir que he comenzado el año con mucho movimiento, lo que me dejará menos tiempo para pasarme por aquí, aun así, estarán disponibles los servicios que ya conocen: promoción de novelas, reseñas de las mismas y los ya conocidos talentos en la red. Por ahí tengo ya a una persona en lista de espera, Demian, no creas que me he olvidado de ti ;-) También espero poder platicarles sobre cómo ha ido la presentación de Cultre en papel, aunque eso lo haré en el sitio oficial, que ya es justo y necesario que haga acto de presencia por allí, normalmente tengo a alguien pendiente del sitio, aunque esta vez meteré mi cuchara un poco.
Ahora sí, luego de actualizarlos respecto a mis actividades, pasemos a la reseña de hoy.




Datos:
Título: El peligro de llamarse Nerea
Autor: Elisa Cotarelo
Autopublicado
Páginas: 479
Año de publicación: 2013
ISBN: 9781301907083

Sinopsis:
"Todo el mundo tiene una vida pública, una vida privada y una vida secreta" Un viernes tarde, Nerea no regresa a casa tras salir del Instituto. Horas más tarde, su padre denuncia la desaparición en Comisaría. Lo que en principio se presenta como una simple fuga, se convierte en desaparición inquietante pocas horas más tarde y en un escalofriante caso unos días después. El Inspector Núñez, Jefe del Grupo de Homicidios de la Comisaría de Oviedo, se enfrenta a su última y más complicada investigación: un inteligente psicópata opera al amparo de la red. Falsos perfiles en redes sociales, fotografías engañosas, direcciones IP craqueadas y el anonimato de Internet sumergen en un laberinto al veterano Inspector, que, a mayores, ve complicarse la investigación cuando, pocos días después, una mujer joven aparece asesinada en un monte cercano a la ciudad vetusta, desnuda y con el cuerpo parcialmente quemado para impedir, supuestamente, su identificación. ¿Se trata de Nerea? ¿No se trata de Nerea? Son cuestiones que se irán despejando a lo largo del tiempo. Un tiempo de espera en el que la vida de los protagonistas dará un giro radical, de 180 grados: los padres de Nerea irán descubriendo la "vida secreta" de su hija y también la suya propia; al igual que el propio Inspector Núñez, solterón a punto de jubilarse, al que la vida obsequiará con un "regalo" cuando menos lo esperaba.

Mi opinión:
Un caso resuelto gracias a: «El club de lasescritoras».
Si he de ser franca, no estaba en mis planes reseñar nada hasta pasado Enero, Febrero e incluso, Marzo. Pero cuando Dulce, la administradora del club contactó conmigo para ofrecerme la obra para reseñar, quedé enganchada por el sólo argumento que presentaba. Y es que hace algún tiempo he comenzado a inmiscuirme en otros géneros ajenos a la fantasía, en mis manos han caído novelas distópicas y ahora, también una novela negra.
Soy de las personas que cree que si se observa bien, podemos encontrar y analizar algún punto en cualquier tipo de novela —sean aspectos positivos o no tan positivos—, aunque «El peligro de llamarse Nerea» me ha hecho reflexionar muchísimo.
Se trata de una narración densa. En definitiva, no es una novela que creo atrapase a un público juvenil, en especial, por las espesas descripciones acerca de los pasados de los personajes, mismas que podrían resultar un tanto pesadas. De hecho, hubo momentos en los que a mí se me hicieron un poco cuesta arriba, eso sí, sólo una de estas la consideré innecesaria. Las del resto, la verdad es que están muy bien manejadas, apenas tienen uno que otro dedazo, y a mi parecer explican todo lo que hay que saber para entender la personalidad de los protagonistas.
Y esto me lleva a otro punto muy fuerte dentro de la novela: la evolución de los personajes. Muchas veces creemos que x o y persona actúa de determinada manera sólo porque sí, cuando lo cierto es que cada quien tiene una complicada historia detrás, si bien esto no justifica que dichos individuos pongan un millón de excusas para no cambiar, sí creo firmemente que antes de emitir un juicio —en especial, porque para juzgar a otros a veces nos pasamos de la raya— hay que contemplar una panorámica un poco más completa. Cuántas veces no he escuchado que las chicas que quedan —y acaban siendo secuestradas— con gente conocida en internet son estúpidas, o que los padres que dan por sentado que sus hijos están bien son esto o aquello. Repito, con esto no disculpo la conducta de nadie, pero tampoco es sencillo, porque esas niñas cargan consigo un costal de complejos y traumas que a veces, nadie más que ellas conocen. Lo mismo pasa con los padres, lo mismo pasa con la gente de todo el mundo.
El único inconveniente —para mí— es, quizás, el final. La novela está narrada en tercera persona del presente, con frases bastante elaboradas y cargadas de distintos sentimientos, mismos elementos que se ausentan en la oración final. Esperaba algo más impactante, sobre todo tratándose del padre de Nerea, no sé, algo que me sacara las lágrimas o al menos, que me dejara un nudo en la garganta. Pero la oración final ha quedado muy simple, y toda la emoción que venía acumulando, simplemente se cortó y se esfumó de repente.
Independientemente de aquello, «El peligro de llamarse Nerea» es una novela cruda, que sería increíble que todos los padres leyeran, sobre todo porque muchos se darían cuenta que sus hijos son más valiosos de lo que ellos creen y, aunque lleven dieces en la escuela, pueden tener otro tipo de carencias, en donde muchas veces la más grande es la necesidad de afecto y aceptación. En definitiva, una novela adulta, para nada alejada de la realidad y en especial, que te hace reflexionar acerca de la sociedad, de los padres y sobre todo, de los jóvenes que hoy por hoy van dando tumbos por la vida, sin la más mínima luz que les muestre el camino.
¿Han leído antes «El peligro de llamarse Nerea»? ¿No? Pues vayan empezando, que esta es una buena lectura para inicios de año.
Dudas, comentarios y sugerencias, ¡tecleen que yo los leo!

2 comentarios:

  1. Gracias por la reseña! Me alegra saber, que con sus más y sus menos, te ha gustado la lectura >.<

    Bs!

    ResponderEliminar
  2. Hola. Soy Elisa Cotarelo, la autora. Me alegra muchísimo que la novela te haya gustado. Como tú, creo también que esta novela es más bien para padres. De hecho está gustando muchísimo a la gente que está en esa etapa. Muchas gracias por la reseña. Un abrazo.

    ResponderEliminar

¡ESCRIBE TU COMENTARIO!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...