BENBENUTO

BENBENUTO

Que tu estancia aquí sea placentera, y que mis letras logren llevarte a la reflexión, al análisis pero sobre todo, que te sirvan de aliento, de consuelo y apoyo. No estás solo, escritor novel. Yo camino a tu lado, hoy y siempre.

¡Préstame tus ojos!

Por favor, si detectas algún inconveniente visual (como que las entradas no se puedan leer) notifícamelo por cualquiera de los medios de contacto (mail, twitter o Facebook) para arreglarlo de inmediato. Este es un blog dirigido por una administradora invidente, y necesito de tus ojos para asegurarme de que todo luce espléndido ;-)

domingo, 27 de septiembre de 2015

Reseña: «Metro 2033 (Metro, #1), de Dmitry Glukhovsky


 
Datos:
Título del libro: Metro 2033
Saga: Metro #1
Autor: Dmitry Glukhovsky
Editorial: TIMUNMAS
ISBN: 9788448039806
Año de publicación: 2009

Sinopsis:
Estamos en el año 2033. Tras una guerra devastadora, amplias zonas del mundo han quedado sepultadas bajo escombros y cenizas. También Moscú se ha transformado en una ciudad fantasma. Los supervivientes se han refugiado bajo tierra, en la red de metro, y han creado allí una nueva civilización. Una civilización diferente de todas las que habían existido con anterioridad. Este libro narra las aventuras del joven Artjom, un muchacho que abandona la estación de metro donde ha pasado buena parte de su vida para tratar de proteger a la red entera contra una siniestra amenaza. Porque estos últimos hombres no están solos en el subsuelo…

Mi opinión:
Ante la falta de distopías que me complazcan (distopías actuales, quiero decir), he decidido enfrascarme en la lectura de distopías «viejitas», ya que bueno, muchas de las que han salido en los últimos tiempos han sido inspiradas por las mismas, y aunque se puede aprender mucho de los textos de hoy en día (si bien mucha gente no concuerda con esta idea), siempre es bueno echar un vistazo a lo de antaño, a lo que inspiró a tal o cual autor a escribir su obra.
Así pues, luego de revisar una lista de distopías interesantes de leer, decidí que «Metro 2033» sería mi próxima lectura. Sin embargo, después de lo pesadito que se me hizo 1984, tenía miedo de que este libro me obligase a abandonarlo por lo mismo.
Pero lo terminé.
Creo que la única advertencia que he de hacer acerca de este libro recae en, precisamente, su narración. No es para todo el público. Es densa, a veces cuesta arriba, sin contar con que para algunos puede resultar confuso los nombres rusos (yo de repente me perdía) tanto de los personajes como de las estaciones. No obstante, se recompensa en las descripciones de los entornos, más que detalladas, transmitiéndote los sentimientos de desazón, emoción, terror o anhelo  que vive el protagonista ante la devastación ola riqueza de cada estación por la que pasa.
Sobre los personajes…no hay manera de confundirlos. Quizá los nombres de cada cual pueden parecer muy similares y se preste a confusión, pero las personalidades de cada uno de ellos están tan bien marcadas que no hay manera de que una se pierda en ese sentido. Cada uno tiene sus propias ideas, maneras de reaccionar, de moverse, vaya, que están tan bien construidos que casi puede vérseles parados frente a uno,con sus respectivas indumentarias y su forma de andar o de hablar. Es sencillamente impresionante el cómo el autor ha construido a protagonistas y secundarios.
La trama…la trama es una cosa muy curiosa. Comienza de forma lenta, incluso algo pesadita, pero en cuanto agarra vuelo no hay manera de que lo sueltes. Y es que el núcleo de la historia no está del todo claro, se muestra con tantas vertientes que lo que te mantiene leyendo es conocer cuál es el verdadero peligro al que se enfrentan los últimos sobrevivientes. Además que la presentación de este mundo distópico es espectacular, porque aborda todos, absolutamente todos los puntos que implica un universo completo y reconstruido: política, economía, religión, filosofía, educación y arquitectura. Y ni hablar del final, el cual resulta tan impactante y revelador que uno se pregunta cómo es que no lo notó antes, porque el autor va dejando pistas que, a simple vista, parecen insignificantes, pero que en cuanto encajan y te muestran el rompecabezas armado no te queda más que gritar de impotencia, desesperación y trauma, porque el giro de tuerca te deja así, o bien gritando o bien tan pasmado que una se queda mirando el libro como una idiota.
¿Recomendable? Definitivamente sí, pero sólo para quienes son pacientes y disfrutan de tramas complejas como una telaraña. Porque así es «Metro 2033», una inmensa telaraña que está magníficamente bien entretejida, y que  se ha ganado todo mi respeto y admiración.
¿Y ustedes? ¿Qué opinan de las distopías de antes? ¡Tecleen!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡ESCRIBE TU COMENTARIO!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...